jueves, 18 de noviembre de 2010





LA FÁBRICA DE POETAS - Nº 66-
-2ª época-
revista virtual de poesía
10/11/2010

Coordina: Alejandra Menassa de Lucía

RENOIR




El crepúsculo de los dioses
______________________

Los puntos del universo
perecían. Arribando a inhóspitas
lumbres de la montaña.
Yacían obsoletos paneles
ribeteados con los logaritmos
de los pecados capitales.
La desdicha se cebaba con sanguinolentos
desdenes.
- No quiero atardecer sin rostro, otra vez – le dijo
Plinio a su madre.
- Los ateos te atrapan en las mentiras del tiempo, tu semblante es de corazón de nube –
- Pero no me veo en el resplandor de la laguna –
- ¡¿Por qué te miras en el altar de los mortales?!-
Las sedas ahogaban ojos, caricias, pensamientos…
Y un ruiseñor agónico cantaba:
“ Frontispicios caerán
que usurpen su vida al poeta” .

SERGIO GARCÍA



Voluptuosa semilla aquí me planto

_____________________________

Estoy aquí, me trajeron los vientos de un naufragio,

y me agarré con fuerza a esta tierra, rica

en nutrientes hechos de versos.

Me han enseñado a resistir tormentas,

me doblo pero no me rompo,

encuentro en la palabra mi refugio.

Mi deseo es más fuerte que todo,

y ni tormentas, ni ciclones…

nada puede más que él.

CARMEN PARRA



Escucho tu voz
_____________
Entre ramificaciones infinitas
que se imbrican en las sombras
escucho tu voz, atropellada voz,
tu voz engarzada en la ausencia.

ROSA PUCHOL



El amo brutal de mi conciencia
__________________________



Cada vez que me preguntas
Por las atentas páginas en blanco
Recojo tu mirada y en el olvido de la
Noche creo entrever un sonido
Del amor tal vez o de la oscuridad.

Un bonito soplo de magia
puebla el corazón de los ausentes
como si el caminar ya no fuera caminar
más bien un soplo , o una coincidencia
un eterno serpentear por la vida de apariencias
un mirar y no ver una mirada que por el paseo
de sus ojos ya es presa de una condena
que su amo le impone frente al deseo de un vuelo
sin la marca de una bella lámina .


Me ato y con cada cuerda
construyo una sinfonía de voz
arpegios de un destino sin sello .
Me miras y yo te respondo con flores engalanadas
con olvido y deprecio, con los mantos de un ser
desnudo de piel y manos, recibo mi sentencia
condenada a penar en el olvido,
condenada a ser servil y recia ,
condenada a la esclavitud,
condenada a muerte.

M. CARMEN GARCIA MATEOS



No recuerdo bien si te conocí
________________________
Aquellos pensamientos adentrándose en el corazón de las semillas
aquellas manos que sintieron un rastro de húmedos huesos.
Aquel cuerpo tejido en la costura de mis labios
delicado, recóndito, originario.

Viví desde entonces en la piedra y el tacto
en las creaciones del silencioso trabajo,
en los inabarcables horizontes del hombre
sin innecesarios obstáculos, ni fronteras.

Toda abandonada a este temblor,
hasta la próxima palabra.

ELENA CONCHELLO

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada