jueves, 18 de noviembre de 2010

LA FÁBRICA DE POETAS - Nº 67-
-2ª época
-

revista virtual de poesía
17/11/2010

Coordina: Alejandra Menassa de Lucía


GAUGUIN




COMO ESTATUAS DE LLUVIA

_________________________

Cómo estatua de lluvia fallezco
frente a tibios rizos a lo garçón.
Herrumbre de horas muertas
tras una alborada de gélidos
maullidos.
¿No eran sus pezones como orquídeas
desvencijadas por la nieve quejumbrosa?
¿No eran sus muslos plegarias
a un dios enfebrecido por
los cocuyos de la mañana?
La cochambre de la noche persevera
y la indulgente sílfide
de pechos con olor a musgo
pone en mi hálito
ríos rezumantes de furia,
de estrellas,
de fantasía.


Sergio García Soriano



No recuerdo bien si te conocí
______________________
Aquellos pensamientos adentrándose en el corazón de las semillas
aquellas manos que sintieron un rastro de húmedos huesos.
Aquel cuerpo tejido en la costura de mis labios
delicado, recóndito, originario.

Viví desde entonces en la piedra y el tacto
en las creaciones del silencioso trabajo,
en los inabarcables horizontes del hombre
sin innecesarios obstáculos, ni fronteras.

Toda abandonada a este temblor,
hasta la próxima palabra.

Elena Conchello.



EN VOSOTROS HAY LENGUAS QUE NO ESCUCHO
_________________________________________

El tic tac del reloj marca el tiempo,
sólo tu y yo frente a la página en blanco,
y un título para empezar.

En la habitación el repiqueteo de las teclas,
una a una las letras van surgiendo aparentemente sin sentido,
decidida a no escuchar vuestras lenguas, ni a profanar vuestras tumbas
me sumerjo en este espacio donde la palabra se hace fuerte y
rompe el letargo de los días.

Tantos adioses, tantas lágrimas, tanta pasión.

¡Que locura!

Carmen Parra


Esta vez no fue al campo de las grandes batallas

____________________________________

Esta vez no fue al campo de las grandes batallas
donde la caléndula salvaje haciéndose agua
flota irremediablemente indómita
sobre ciénagas plagadas de cadavéricas encimas.
Esta vez no y el no pareció resonar en la montaña
Atronador como el cañón de una máquina de proyectar
Fantasía sobre la ladera de una montaña en ciernes.

Regresar a las puertas donde la leña
Formaba figuritas incandescentes sobre la lápida
leñosa y en el fulgor de la noche casi cándida
enciendo fosforitos , pequeños y traviesos
pequeños soldados en el ardor de la noche
siempre dispuestos a la batalla.
Batalla que libraremos en la intimidad de unas paredes
Puestas al revés, bombardeadas con las miradas del vacío
Caminantes de tiempos remotos,
Os espero entre cadáveres, cuando la luz cante al amanecer
Comenzará el fulgor de la batalla.

M.Carmen García Mateos

SE ABRIRÁN LOS CUCHILLOS

_______________________

A GERMAN PARDO GARCIA


Se abrirán los cuchillos afilados de la muerte.
Se adentrarán en la carne putrefacta.
Adolecerán de oscuras sensaciones, del siniestro amanecer.
Disgregarán el mundo infinitesimal de la locura.
Advendrán furiosos pacificadores ya fuera de combate.
Les mostrarán heridas colapsadas por la supuración.
No habrá extremidades laceradas, ni lanzas.
Ni enlodados subterfugios de la niñez interrumpida.
A golpe de cuchillo arrancaremos impiedades a la muerte.
Venceremos crueldades insonoras, lacradas mansedumbres.
Ignoraremos el fragor de la batalla, el acónito delirio.
¡Céfiros invisibles, bisel bruñido en órbitas de zafiro!
Vagaremos undívagos en el rostro leonado de antiguos arcanos.
Idolátricos momentos que exacerbarán nuestra pasión.

Rosa Puchol










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada